Durante el reciente comité directivo, realizado en presencia del gobernador Francisco Ovalle Angarita y funcionarios del Departamento Nacional de Planeación y del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, se proyectaron a través de la empresa Aguas del Cesar obras de agua potable y saneamiento básico necesarias tanto en las zonas urbanas como rurales de este departamento.

Así las cosas, en este comité fue presentado el Plan Anual Estratégico de Inversiones (PAEI) 2017 de Aguas del Cesar y el Plan de Aseguramiento de la Prestación de los Servicios Públicos, que servirá como prueba piloto para sacar avante a las empresas de servicios públicos de siete municipios, entre ellos Agustín Codazzi, San Alberto, Río de Oro, La Jagua de Ibirico, La Paz, Chimichagua y Curumaní.

Dentro del PAEI 2017, que supera los 45.600 millones de pesos, Ovalle Angarita aprobó la proyección de importantes obras de infraestructura para agua potable y saneamiento básico en la zona rural, como la construcción y/o optimización del sistema de alcantarillado del corregimiento La Mata (Chimichagua), cuyo valor asciende a 1.721 millones de pesos, así como el suministro e instalación de la planta de tratamiento de agua potable y obras complementarias para su funcionamiento en el corregimiento San Roque (Curumaní), por 1.400 millones de pesos.

También se concibieron en esta proyección la optimización del sistema de acueducto del corregimiento Casacará (Agustín Codazzi), por 5.516 millones de pesos; la construcción y/o optimización del sistema de acueducto del corregimiento Chimila (El Copey), por 3.618 millones de pesos; la construcción y/o optimización del sistema de acueducto y de alcantarillado del corregimiento Puerto Boca y las veredas Campo Alegre, El Jobo y Doce de Octubre (Tamalameque), por 5.607 millones de pesos y la construcción y/o optimización del sistema de acueducto y alcantarillado del corregimiento San Sebastián (Curumaní), por 3.633 millones de pesos.

Igualmente, para la zona urbana el mandatario cesarense proyectó obras que serán financiadas con los recursos del Sistema General de Participaciones (SGP) departamental y del municipio respectivo, tales como el suministro e instalación de micromedidores en La Jagua de Ibirico, por 3.883 millones de pesos; la optimización del acueducto de González, por 1.850 millones de pesos; la construcción de un pozo profundo y línea de impulsión en Río de Oro, por 480 millones de pesos y la elaboración del plan maestro de acueducto y alcantarillado de Astrea, por 799 millones de pesos.

Entre tanto, la construcción del sistema de tratamiento de aguas residuales en la urbanización Divino Niño de la cabecera municipal de Gamarra, cuyo valor supera los 628 millones de pesos, ya se encuentra en proceso de viabilización.

Las obras de infraestructura mencionadas ya se encuentran formuladas y en etapa de revisión por parte del área técnica de Aguas del Cesar, que próximamente radicará los proyectos en la Gobernación del Cesar.

Boletín Nº 09 – Gobernador Franco Ovalle y Aguas del Cesar proyectan obras de agua potable y saneamiento básico para 2017

Free WordPress Themes