El propósito del gobernador Francisco Ovalle Angarita de generar condiciones de vida digna mediante la adecuada construcción de sistemas de agua potable y saneamiento, lo llevó a destinar cerca de 2.350 millones de pesos a la optimización del sistema de acueducto del corregimiento Santa Isabel, en Curumaní, que este sábado –como parte de la Ruta del Desarrollo y la Paz- inició en firme.

La inversión, que fue orientada a través de la empresa Aguas del Cesar, que diseñó el proyecto en su totalidad, permitirá llevar agua potable a 1.225 habitantes de este corregimiento, otrora golpeado por la violencia y que actualmente vive un proceso de reparación colectiva.

Durante el lanzamiento de la obra, la población de Santa Isabel acompañó al gobernador Ovalle Angarita a excavar por primera vez la zanja donde se instalará la tubería de las redes de distribución que llevarán el preciado líquido a cada hogar del corregimiento.  Al dirigirse al público, el mandatario cesarense manifestó con entusiasmo que “vamos a garantizar que esta obra se cumpla en los términos de calidad y tiempo, como se ha establecido contractualmente”.

Aprovechó además para exigir tanto a la empresa contratista como a la interventora de esta obra, generar oportunidades laborales a la mano de obra local para que esto reactive la economía de la población, entre la que destacó a las mujeres que prestarán el servicio de preparación de alimentos para los trabajadores que se vincularán durante los siete meses que durará la ejecución de la misma.

Pedro Serrano Medina, gerente de Aguas del Cesar, precisó por su parte que la optimización del sistema de acueducto del corregimiento Santa Isabel, concibe la construcción de un tanque elevado de 70 metros cúbicos y de un pozo de 60 metros de profundidad, que garantizará el abastecimiento de agua con continuidad; así mismo la instalación de más de nueve kilómetros de tubería que aumentará las presiones de agua, sumado a la implementación de un novedoso sistema de energía fotovoltaica mediante paneles solares, que permitirá disminuir los costos de producción.

Por último, Oscar Machado, presidente del comité veedor de la obra, agradeció a Dios y al gobernador Francisco Ovalle Angarita por convertir en realidad este proyecto que mucho tiempo atrás se les había prometido, y por las oportunidades laborales que tendrán los pobladores.

La optimización del sistema de acueducto del corregimiento Santa Isabel, está a cargo del Consorcio Santa Isabel, mientras que la interventoría es manejada por el Consorcio CICC; ambas firmas se adjudicaron el proyecto mediante un proceso licitatorio.

Boletín Nº 21 – Tras décadas de espera, población de Santa Isabel, en Curumaní, contará con sistema de acueducto

Free WordPress Themes